alysrazor banner

Crónicas de Firelands (Parte IV) – Alysrazor Normal

En post anteriores de "Crónicas de Firelands" comenté los encuentro contra Shannox, Beth'tilac y Lord Piroclasto. El combate del que hablaré hoy es del de Alysrazor. Esta pajarraca tiene una de las animaciones de pull más guapas, por lo menos en mi opinión. ¿Os suenan todos esos combates donde teníamos que esquivar fuego que aparecía debajo de nosotros? Pues ahora imaginaros ese fuego moviéndose (las bombas), acompañado alientos rotatorios y de tornados de fuego. Si, algo parecido a nuestra peor pesadilla.

 Este boss se basa en 2 fases: la primera que se divide en aire y tierra (según la función que nos toque realizar) y la otra en tierra. En principio no es un combate complicado, salvo la parte de los tornados, donde generalmente mucha gente se inmola si no tiene práctica.

Para empezar deberemos saber qué función tenemos que realizar en primera fase. En el caso de que nos tengamos que quedar abajo nuestra responsabilidad será matar a los Iniciados de garfas llameantes que irán apareciendo cada X tiempo. Éstos tendrán dos casteos diferentes. El primero es Colardiente el cual no se puede cortar y tendremos que esquivar, básicamente porque es una bola de fuego que se mueve en línea recta. Es importante decir que irá en la dirección a la que este mirando el druida cuando la casteé. El segundo se llama Igniexplosión, y si que se puede cortar, de hecho tenemos que cortarla siempre que sea posible, ya que si no cortamos una y el druida consigue castearla entera ganará un buffo llamado “¡Enciéndelo!” que aumenta un 10% el daño infligido y la velocidad de lanzamiento de hechizos.

Mientras tanto, los tanques tendrán que coger a las 2 Proles Voraces que aparecerán de 2 huevos. Hagas lo que hagas, procura no estar al lado de los huevos cuando las proles nazcan, ya que si eres el que más cerca esta de una de ellas, ésta creara una Impronta en ti y nada de lo que hagas, salvo morir, hará que te deje en paz. Ni siquiera la pompa. Entre iniciado e iniciado, lo mejor es dedicarse a darles un poco a las proles, así no te quedas sin hacer nada y ayudas a los tanques a bajarse a esos escuálidos pajarracos. Es muy recomendable que no lleguen vivas a la fase de los tornados, porque solo complicarían las cosas.

Aparte de todo esto, otra cosa que tendremos que evitar son los Vómitos de lava, que vienen siendo los escupitajos de los Gusanos de lava orondos que dan vueltas sobre sí mismos haciendo esta molesta habilidad. Son patrones de movimiento bastante regulares, por lo que si prestas atención debería de ser muy fácil de evitar que te den.

Por el contrario, en gran parte del combate, Alysrazor estará volando por arriba, todo confiada en su ventaja sobre los que están en el suelo. Ignorante ella, dejará caer Pluma de arrabio. Si cogemos una, podremos castear en movimiento, pero si cogemos 3 ganaremos el buffo Alas de llamas, que nos permite volar por el aire y poder darle duro a Alysrazor mientras vuela. Pero no es todo así de sencillo. Mientras estamos arriba, tendremos que ir pasando por unos aros de fuego para mantener el buffo de las alas y poder conseguir Poder llameante,y a la vez esquivar las Nubes incendiarias. Ante todo no podemos perder el buffo de las alas, ya que sino nos caeremos y, evidentemente, moriremos. Nota: Si atravesamos 25 aros conseguiremos Tajadura de Alysra, ¡que nos aumenta el golpe crítico un 75! Una vez que lo consigamos, para mantenerlo solo tenemos que seguir pasando por los aros.

Cada minuto, Alysrazor pasará por el centro de la sala haciendo Garra llameante, que además de hacer gran daño, vuelve a dejar plumas en el suelo. Útil por si estas arriba y no te dio tiempo a pasar por el aro, bajas un poco a tierra y coges otra pluma para seguir volando. Esto lo hará 2 veces. La 3ª vez comenzarán los tornados.

Los tornados… Malditos tornados… Al principio es algo complicado cogerle el truco para esquivarlos. Después prácticamente se hace con los ojos cerrados. Seguiremos teniendo aros por el suelo para poder mantener el 75% de golpe crítico. Básicamente hay, que se me ocurran ahora mismo, 3 formas de poder esquivar los tornados. La primera es moverse hacia delante y hacia atrás según pase el tornado. La segunda sería correr siempre detrás de uno, y cuando te coja el de atrás, te mueves a la derecha/izquierda para evitarlo, y vuelves a correr detrás de él. Y la tercera, sería una mezcla de ambas: corres detrás de un tornado y cuando venga el de atrás, cambias de carril y te pones a perseguir al otro. Aproximadamente como se puede ver en este video.

Despuesé de un rato, Alysrazor se agotará y caerá al suelo, exhausta y sin Poder de Arrabio. Aquí es donde se deben usar si o si los cds y darle al Ansia de Sangre/Heroísmo, ya que se encuentra bajo los efectos de Consunción, lo que aumenta el daño. que recibe en un 50%. Deberemos ignorar a los druidas que aparecen, ya que se deben de encargar los tanques de mantenerlos y cortarles. Los DPS y los heals tendremos que estar todos juntitos para lo siguiente.

Cuando Alysrazor alcanza los 50 de Poder de Arrabio, se quedará Prendida y empezará a usar Sacudida llameante cada segundo hasta que consiga 100 de Poder de Arrabio que será cuando castee Máximo Poder. No es mala idea ponerse el Glifo de Protección Divina para este combate, ya que en este combate todo el daño que deberías recibir es de fuego. Cuando use Máximo poder, nos hará un knockback y comenzaremos el combate como antes.

En resumen:

  • Teniendo en cuenta que desde que comienza el combate hasta que Alysrazor está en el suelo pasan, aproximadamente 3 minutos y medio, lo recomendable es utilizar Cólera vengativa y Fanatismo al comienzo del combate o, como muy tarde, justo después de la 1ª vez que pase por el centro.
  • Guardaremos el Guardián de los Antiguos Reyes para cuando se utilice BL, que será cuando Alysrazor esté en el suelo.
  • Si nos toca volar, tendremos que conseguir pasar por todos los aros, pero a su vez evitando las bombas de fuego.
  • Si nos toca quedarnos abajo, la prioridad son los druidas, procurando cortar todo lo que casteen. Una vez muertos, si tenemos tiempo, nos dedicaremos a las proles hasta que salga el siguiente druida.
  • Tendremos que evitar estar cerca de las proles cuando salgan.
  • También esquivar las bolas de fuego que invocan los druidas.
  • Y sobre todo, no estar en el centro cuando Alysrazor haga su muda.

 Espero que sirva de ayuda.

¡Un saludo!

 

3 pensamientos sobre “Crónicas de Firelands (Parte IV) – Alysrazor Normal”

  1. en la parte de los tornados en mi raid no los esquivamos, nos staqueamos en una esquina, los healers nos mantienen vivos (nos alcanzar a pegar unos 3 tornados en el proceso) y mientras los rangos ya estan spameando al boss. y ahora que esta nerfeado Firelands da pena, los tornados ni pegan, y la ultima ves lo matamos entre 8

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *