keybindgs fix

Los keybindings y tú

Hace un par de meses tuve que cambiar mi forma de jugar. Anteriormente (y desde siempre) había jugado en portátiles, y no porque no quisiera un sobremesa, sino porque por temas de la facultad necesitaba un portátil para poder estar llevando o no, lo que implicaba que mis bindings podían ser un poco “especiales” (y lo eran).

Ya con el final de la carrera y al no tener la necesidad de mover el pc de sitio me compre un sobremesa. Y aquí llego el horror. ¡No había forma humana de jugar tal y como lo hacía antes! ¡No me llegaban las manos! Así que fue el momento de replantear todos los keybindigns con los que llevaba más de 6 años jugando. ¡Uff!

keybinds

Pero antes de empezar, ¿Qué es un keybinding?

Keybinding (o atajo de teclado) es la práctica de asignar a cada habilidad de la barra de acción una tecla en el teclado (o ratón si tenemos un ratón con botoncitos bonitos) o una combinación de teclas. El objetivo es que cuando el jugador pulse esa tecla (o la combinación) a la que la habilidad esté asignada, automáticamente la habilidad se usará. Aparte de habilidades también se pueden asignar objetos, macros, monturas, etc…

En principio no me gustaría meterme en el tema de la gente que no se bindea cosas y los que sí que lo hacen, pero sí que está demostrado que aquellos jugadores que tienen las habilidades asignadas a las teclas tienen una velocidad de reacción a lo que está sucediendo a su alrededor mejor que aquellos que no las tienen. Principalmente mientras que los que tienen los keybindings pulsan la tecla, aquellos que no los tienen (clickers) tienen que buscar en las barras la habilidad y clickarla.

Lo que estamos haciendo con los keybindgins es pasar nuestra rotación de la memoria visual a la memoria de nuestros músculos, pudiendo así reaccionar a las cosas incluso antes de que nos demos cuenta.

Para poder asignar habilidades a las teclas, en el caso de World of Warcraft (y la mayoría de juegos) tendremos que acceder al menú del juego y ahí pulsar en “Teclado”. De esta manera se abrirá un menú en el que veremos en “Funciones de las barras de acción” los diferentes botones de nuestras barras. El problema de esto es que tenemos que saber previamente a que espacio de nuestras barras se refiere el juego con “Botón de acción inferior izq. 4” por ejemplo. Es por esto por lo que existen addons como el Bartender, Dominos o la misma ElvUI que nos ayudan a configurar nuestros keybindings únicamente teniendo que pasar el ratón por encima de nuestra barra de acción y pulsando la tecla en nuestro teclado para que quede guardada.

WoWScrnShot_071314_154352

Lo normal cuando se empiezan a asignar teclas (o se cambia lo existente) es hacerlo poco a poco, ya que al principio puede resultar un poco lioso encontrarse con toda la novedad de golpe.

En cuanto a cómo bindear las habilidades, cada uno tendrá su “lógica”. Por norma general, las habilidades que más se usen deberán estar en la zona en la que normalmente tengas tus manos colocadas, normalmente en la parte izquierda del teclado. En el caso del paladín reprensión, esas habilidades son los tres fillers (Sentencia, Golpe de cruzado y Exorcismo) junto con el finisher (Veredicto del Templario).

En resumen, tendremos que bindear las habilidades de manera que nos sintamos cómodos con lo que estamos haciendo. En el momento que notamos que algo no cuadra donde está, por ejemplo, que lleguemos a pensar un “¡Uy! Esto está haciendo que no pueda moverme bien” o “Jo, me cuesta llegar a tal habilidad” deberíamos de plantear otro sitio para colocar lo que nos está fastidiando.

Key horror!

¡Todo sea por que estemos lo más cómodos posible optimizando nuestros recursos!

 

Un pensamiento sobre “Los keybindings y tú”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *